¿CUÁNTO TARDARÁS?

¿CUÁNTO TARDARÁS?
Recuerdo que en una ocasión arruine algo que le pertenecía a una amiga y como no podía pagarle traté de esconderme. Entonces, cada vez que la veía en la iglesia trataba de evadirla, no quería hablar con ella y me daba vergüenza verla. Si estaba delante de mí, inmediatamente retrocedía o tomaba otro camino, hasta que fui sincera y le conté lo que había sucedido ¡por fin tuve paz por haber solucionado el problema!

Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos.Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos.Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.

Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender. ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Salmos 139:1-7A veces cuando fallamos, pensamos que podemos tomar ésta actitud con Dios. Entonces, no queremos hablar con Él en oración, nos da vergüenza leer su Palabra o ir a la iglesia y preferimos tomar otras salidas. Lo que no te das cuenta es que Él te conoce y ya te ha examinado, sabe que piensas, y dónde quieres ir. Él te rodea, por tanto ¡Deja de escapar!

Perdí mucho tiempo escapando y evadiendo a mi amiga, cuando podía solucionar el problema de inmediato, todo por los pensamientos equivocados que tenía. Es posible que ahora estés escapando de Dios porque estás avergonzado o porque tienes miedo escuchar ¡Otra vez! ¡Hasta cuando...! que pasó con lo que prometiste... si ese es tu pensamiento entonces te falta conocer a Dios.

tus adulterios, tus relinchos, la maldad de tu fornicación sobre los collados; en el campo vi tus abominaciones. ¡Ay de ti, Jerusalén! ¿No serás al fin limpia? ¿Cuánto tardarás tú en purificarte? Jeremías 13:27

Debes entender que Dios lo sabe todo y que está esperando que te purifiques, que te acerques y le pidas perdón. Aunque tomes otro camino, al final siempre terminaremos a sus pies, porque lejos de Él nada podremos hacer. Entonces Dios te pregunta ¿Cuánto tardarás? Acércate con confianza porque Él ya lo sabe todo, porque tardar, cuando ahora puedes disfrutar de su paz.

Por Reflexiones Cristianas